Marketing de contenidos. ¿Qué es y cómo se aplica?

0 Comments

Marketing de contenidos. ¿Qué es y cómo se aplica?

Cada vez despierta más interés en el mundo del marketing digital la expresión “Marketing de contenidos” pero ¿Qué es? ¿Nos aporta valor realmente?

¿Qué es el marketing de contenidos?

Es una estrategia de marketing digital centrada en crear contenido de calidad para nuestro público objetivo, contenido que en principio no tendrá carácter comercial, sino que será divulgativo para obtener tráfico y generar confianza demostrando autoridad en tu área de negocio, lo que repercutirá en que la imagen de nuestra marca sea positiva y nuestros usuarios estén satisfechos.

Ventajas que nos ofrece

• Puede tener un gran alcance con un coste muy bajo, ya que si generamos contenido de calidad puede convertirse en viral y que los usuarios lo difundan sin necesidad de invertir.
• Ayuda a mejorar nuestra imagen de marca, incluso pudiendo destacar por encima de la competencia.
• Es útil para atraer nuevos clientes y para fidelizar a los que ya tenemos, ya que demostramos autoridad y conocimiento en el campo en el que se mueve nuestro negocio, lo que denota profesionalidad.
• Ayuda a mejorar el SEO de nuestra web debido al flujo constante de contenido nuevo, y más aún si el contenido que aportamos es de calidad e innovador.
• Incrementa las ventas porque los buenos contenidos pueden influir en la decisión de compra del consumidor. Hemos de tener en cuenta que, actualmente, los consumidores buscan información antes de comprar, por lo que encontrarnos a nosotros en esa búsqueda aportándoles contenido de calidad al respecto puede ser muy positivo para el usuario.

El-contenido-es-el-rey-568x400

 

Cómo hacer marketing de contenidos sin morir en el intento

1. Cónocete

Precisamente, como en toda estrategia, hemos de empezar por analizar la situación en la que nos encontramos. ¿Quién soy? ¿Qué puedo ofrecer? ¿Qué necesidades tengo? Son algunas de las preguntas que tenemos que hacernos. Una vez que tengamos claro quiénes somos y nuestros puntos fuertes y débiles, debemos analizar a nuestra competencia.
Nuestra competencia es muy importante, analizar sus acciones, su estrategia, sus comunicaciones digitales y sus redes sociales nos ayudarán a definir mejor nuestra estrategia porque comprenderemos fácilmente en qué mercado estamos y, a partir de ahí, podremos apuntar hacia una dirección.

2. Marca tus objetivos

Una vez que tienes claro dónde te encuentras debes pensar a dónde quieres llegar. Quizá tu objetivo sea conseguir más leads, vender más o atraer más visitantes a tu site. El objetivo que determines marcará el tipo de contenido que tienes que crear.

3. Define tu público objetivo

Llegados a este punto hemos de pensar en a quién queremos hacerle llegar nuestras comunicaciones. Hazte las preguntas necesarias para determinarlo, como su edad, sus intereses, su profesión o dónde vive. Después crea personas ficticias que representen a tu audiencia respondiendo a esas preguntas para poder pensar qué necesitan o por qué puede interesarles el contenido que le ofrezcas, así lograrás determinar qué contenido es útil para ellos e incorporarlo a tu estrategia. Técnicamente esto se llama “buyer persona” y se utiliza en todos los campos del marketing.

4. Mapear el contenido dependiendo de la fase en la que el usuario esté

No es lo mismo que el usuario esté en el inicio de su ciclo de compra o que cuente ya con diversas fuente de información y la decisión de compra sea inminente. Por eso, dependiendo de la fase en la que se encuentre el usuario, el contenido que hemos de proporcionarle es uno u otro.
Si estamos ante un usuario que está buscando información porque está pensando en comprar un producto o contratar un servicio, hemos de dar un contenido mucho más educativo que comercial, que oriente al consumidor y responda a las posibles cuestiones que éste se formule. Anticiparse a sus preguntas es una buena estrategia para que el consumidor nos elija. Mediante este contenido vamos a pretender tanto generar tráfico como mejorar nuestra imagen de marca, tratando de entrar en el “top of mind” de los consumidores.
Si el usuario se encuentra en la fase media, es decir, ya considera varias opciones y busca información más detallada para decidirse por una u otra, el contenido debe ser mitad educativo y mitad comercial, por ejemplo mostrando nuestro portfolio o casos de éxito.
Por último, si el usuario ya está plenamente informado y se encuentra a un pequeño paso de efectuar la compra, el contenido que debemos proporcionarle es comercial en su totalidad para que seamos la opción finalmente elegida.

5. Recopilar ideas

Una vez llegados a este punto, hemos de planificar nuestro contenido, es decir, el tipo de contenido, quién lo va a generar, cada cuánto tiempo ha de publicarse y sobre qué va a tratar. Nunca hay que olvidar que el contenido ha de ser de calidad para el usuario, que es finalmente en quien va a repercutir lo que publiquemos.
Es aconsejable realizar un calendario editorial donde tengamos organizado la frecuencia, la persona encargada de cada publicación y la temática de nuestros contenidos.

6. Elegir el contenido

Por suerte cada vez contamos con más herramientas mediante las que podemos acercarnos al consumidor. Vamos a enumerar algunas para que las tengáis en consideración y podáis elegir aquella que sea más acorde a vuestras necesidades
• Post: Es lo más sencillo y fácil para crear contenido. Hemos de crear artículos considerablemente amplios, que contengan de 1000 a 1500 palabras y que traten temas en los que se mueve nuestro negocio
• Newsletter: Es una publicación digital de una marca de carácter informativo que suele distribuirse por email a usuarios que previamente indicaron que quieren recibir esta información. Se distribuye cada semana, quince días o un mes y el contenido principal son artículos de interés sobre la marca o sobre su sector.
• Ebooks: Además de para generar contenido, es interesante como herramienta de intercambio con el consumidor, ya que, si te proporciona su email o demás datos
• de contacto, puede descargarse un e-book que resuelva sus problemas. Incluso puedes usar generar uno uniendo varios post que sean de la misma temática, lo importante es crear valor para tu público.
• Infografías: se trata de una combinación de imágenes con texto para explicar cualquier información de manera que sea entendible, sencilla y muy visual. Cada vez están más de moda en el mundo del marketing ya que tienen un gran éxito, además de ser fácilmente virales por el alto contenido visual con el que cuentan.
Presentaciones: Si tienes que preparar una presentación para un curso, congreso o simplemente para los miembros de tu empresa que recoja contenido interesante sobre tu campo de negocio, sería interesante que lo compartieras en plataformas que funcionan para ello, como por ejemplo Slideshare. El usuario te lo agradecerá.
• Webinar: Un webinar es un software que te permite hacer una conferencia digital. Tiene múltiples opciones, podrías ver la pantalla de ordenador del conferenciante, donde se suelen mostrar presentaciones, al conferenciante o un mix de ambos. Cada vez se están haciendo más populares y funcionan muy bien, entre otras cosas, para presentar un nuevo producto.

7. Crear la plataforma donde divulgarás tu contenido

Por ejemplo, si te decides a abrir un blog, has de elegir la plataforma adecuada conforme a tus intereses y sería conveniente integrarla en tu página web. En Grupo Solnet somos expertos en creación de blog y marketing de contenidos, con más de 15 años de experiencia en el mundo digital por lo que, con nuestra ayuda puedes conseguir un blog con un diseño acorde a tu imagen corporativa y, por supuesto, integrado en tu web.

8. Publica y distribuye el contenido

Llegados a este punto es el momento de ponerse manos a la obra. Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo del blog, lo ideal es publicar con una frecuencia de una o dos entradas por semana. No te obsesiones al principio si tu blog no obtiene las visitas que esperabas, puesto que esto se consigue con esfuerzo a medio y largo plazo.
Después de publicar un post, puedes darle visibilidad compartiéndolo en tus redes sociales o incluyéndolo en la newsletter de tu empresa.

¡Recuerda!

Los resultados no son inmediatos, necesitarás esforzarte para obtener las visitas que esperas, pero con esfuerzo todo se consigue. Si tu contenido es de calidad, innovador y aporta valor al usuario, pasado un tiempo lograrás tus objetivos.

Las ventajas de usar gestores de contenido

0 Comments

Cada vez hay más empresas que se suman a la moda de los CMS o gestores de contenido como Joomla o WordPress, donde con numerosas plantillas a un precio bajo o incluso gratuitas, tu página web puede adquirir un aspecto moderno y atractivo sin hacer un gran esfuerzo.

Pero empecemos por lo básico, un gestor de contenido es un sistema que te permite crear y administrar una página web. Además tenemos la ventaja de que tras estos gestores de contenido se encuentra una gran comunidad de usuarios que te ayudan a solventar problemas o a mejorar los puntos débiles de tu site, por ello es una opción que se está haciendo más y más popular entre los usuarios y empresas.

Además de esto, ¿qué más ventajas nos aportan los gestores de contenido?

  • El tiempo de creación de la web es menor que si la programamos desde cero, además de que es el coste es menor.
  • El funcionamiento es muy sencillo, por eso, tras practicar un poco podremos actualizar nosotros mismos el contenido de nuestra web sin depender de un tercero
  • Mejora el posicionamiento de nuestra web, ya que su estructura favorece al SEO
  • Podemos controlar el SPAM, crear encuestas, newsletter…
  • La integración con las redes sociales es fácil
  • Nos permite cambiar el diseño de la web sin cambiar el contenido, es decir, su gestión es independiente
  • Se generan URL dinámicos, lo que favorece que se comparta y aumenta la visibilidad de tu web.

 

Si quieres unirte a la comunidad de usuarios de gestor de contenido en Grupo Solnet podemos ayudarte. Realizamos diseño web open source de la mano de profesionales con gran experiencia y talento.

Conversión: La nueva religión

0 Comments

¿Qué es la conversión?

Seguramente hayas oído el término conversión, término que cada vez adquiere más importancia en el mundo del marketing digital. Pero, ¿Qué es?

La conversión consiste en que un usuario ejecute la acción que previamente hayamos definido en nuestra estrategia, por eso el concepto se usa en todo tipo de acciones de marketing. Por ejemplo, podemos tener una landing page con un formulario con el objetivo de que los usuarios que la visiten lo rellenen y nos lo envíen. En ese caso conversión sería que efectivamente el usuario que visite la web rellene el formulario. Tenemos infinitos tipos de conversión, otros ejemplos pueden ser descargar un archivo, generarse una venta, registrarse una newsletter… Por tanto, el término conversión puede variar considerablemente dependiendo de nuestros objetivos y nuestra estrategia.

Un gran error que cometen numerosos propietarios de páginas web es pensar que el objetivo es que llegue mucho tráfico a nuestra web, sin embargo es mucho más importante afinarla para que los usuarios que lleguen realicen la conversión que nosotros deseamos a que haya muchos más visitantes. Por ejemplo, si tu objetivo es que tus usuarios realicen una compra, es mejor que haya 20 visitantes y compren 5 a que haya 40 visitantes y compren 3, ¿No?. Es mucho más fácil aumentar la conversión de tu web mejorando ciertos puntos que hay en ella que atraer visitantes nuevos y además, con la ayuda de Grupo Solnet, como expertos en diseño web en Madrid, puedes conseguir fácilmente.

¿Cómo conseguir que mis acciones estén orientadas hacia una mayor conversión?

Has de tener claros diferentes aspectos a la hora de elaborar una estrategia de conversión, que son los siguientes:

  • Definir el objetivo final, que puede coincidir o no con la conversión. Por ejemplo el objetivo final puede ser realizar una venta de calcetines pero el de la conversión puede ser que simplemente se registren en tu web
  • Definir el objetivo de conversión. Es importante tener claro y, en su caso diferenciado, el objetivo de conversión del objetivo final, de manera que podamos definir acorde a él distintas estrategias y formas de llegar a él con más facilidad.
  • Establecer las métricas oportunas y hacerles un seguimiento para ver si nuestra estrategia está funcionando correctamente o, si por el contrario, hay elementos que debemos replantearnos.
  • Optimizar los resultados: Una vez que hemos realizado un análisis de nuestra conversión y que hemos extraido conclusiones, es la hora de corregir errores, mejorar las campañas y lograr que la conversión futura mejore.

 

¿Qué objetivos de conversión podemos marcarnos?

Para elegir el objetivo más útil es muy importante saber cuál es nuestro público objetivo, segmentando y centrándonos en el target que más nos convenga. Una vez definido el target y tras las oportunas acciones para atraer tráfico a nuestra web (ya que si nadie nos visita, da igual lo bien que esté tu web orientada hacia la conversión porque nadie realizará ninguna acción) hemos de elegir entre qué queremos que el usuario haga en nuestra web. Entre los objetivos de conversión más habituales destacan:

  • Suscripciones: se recogen los datos del usuario para mandarle un catálogo, una newsletter, presupuestos, etc
  • Formularios: Al igual que las suscripciones pero suelen estar orientados a una acción concreta, como recibir información sobre un producto o servicio
  • Descarga de diferentes elementos, como catálogos, cupones descuento, información extra, bases…
  • Generar nuevos seguidores para nuestras redes
  • Ventas: compras de servicios o productos
  • Inscripciones a webinars, cursos, etc…

 

Conclusiones

Es muy importante que, una vez que definamos nuestros objetivos y las acciones que queremos conseguir, tengamos todo perfectamente medido y analizado para ver si efectivamente nuestras acciones están teniendo el resultado deseado o si, por el contrario, debemos optimizar nuestra estrategia y saber qué puntos en concreto debemos afinar para conseguir una mayor conversión.

En Grupo solnet, como expertos en conversión, analítica web, marketing digital y diseño web tenemos las claves para que tu conversión sea muy alta. No dudes en asesorarte por nosotros, te sorprenderás de lo que podemos conseguir.

¿Hasta qué punto es importante un buen diseño web?

0 Comments

En internet los años pasan más rápido de lo normal. Cada año salen nuevas tendencias digitales, un diseño web que hace nada estaba muy bien valorado puede ser inútil pocos meses más tarde. Pero, ¿Es realmente tan importante que nuestra página tenga una apariencia moderna y actual?

Para las empresas es muy importante prestarle atención al diseño, ya tengas una empresa grande o un pequeño comercio de barrio. Cada vez las exigencias en el mundo digital son mayores, todo el mundo tiene acceso a tu empresa a través de la red y, al igual que no dejarías a tus clientes entrar a tu tienda si estuviera todo sucio, la apariencia en la red es igual de importante.

¿Por qué debes tener un buen diseño?

  • Te hace diferenciarte respecto a tus competidores. Aunque a priori pueda parecer que no es tan importante, lo cierto es que un diseño actual puede hacer que tu producto sea elegido frente al de tus competidores. ¿Acaso no da más confianza una web que tenga un diseño cuidado y elegante a otra que tenga un diseño anticuado y cutre? Probablemente, incluso aunque tus precios sean ligeramente superiores, los clientes te preferirán a ti por el extra de confianza que les proporciona tu web.

 

  • Aporta seriedad y profesionalidad a tu empresa. Teniendo en cuenta la importancia de la primera impresión en la vida real, en el mundo digital es exactamente igual. Si tu página tiene una imagen profesional, moderna y que denote personalidad, eso se traducirá a que eres un empresario igual de serio que la imagen que das, lo que aumentará la confianza y las probabilidades de que tus clientes potenciales realicen una compra o contraten un servicio.

 

  • Un buen diseño con la usabilidad perfecta te hará triunfar. Muchas veces se hace especial hincapié en que el diseño que viste tu web sea bonito, sin embargo, en muchas ocasiones es igual o más importante que tu web sea usable, esto es, que los usuarios lleguen con los menores clicks posibles al punto de tu web al que desean llegar, es decir, que no tengan ninguna dificultad en realizar la acción que desean en tu site. Esto hará que tus ventas aumenten considerablemente.

 

¿Es esto suficiente?

A pesar de que un diseño adecuado te ayudará a conseguir los objetivos que te propongas, esto puede resultar insuficiente sin acompañarlo de acciones de marketing digital. El verdadero valor de una web se lo aportan las acciones de marketing ya que, por ejemplo, si no consigues que llegue tráfico a tu site, dará igual el diseño que tengas, porque nadie lo verá. Por eso, Grupo Solnet, agencia de diseño web en Madrid y marketing digital te ayudará y asesorará para que consigas los objetivos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies